La última singladura

Después de muchas navegaciones, de participar en muchos encuentros de embarcaciones tradicionales y también de algunas reparaciones, nuestra emblemática trainera hizo su última singladura por tierra hasta el Museo Naval de Ferrol.

Un final honroso.


Unha resposta a “La última singladura”

Deixa un comentario